El Ojo de Buñuel
 
 
     
 

Él

1952
 
México. 91 min.
Blanco y negro. Versión original en español.
 
Dirección: Luis Buñuel
Asistente de Dirección: Ignacio Villarreal
Guión: Luis Buñuel y Luis Alcoriza, sobre la novela homónima de Mercedes Pinto
Fotografía: Gabriel Figueroa
Escenografía: Edward Fitzgerald
Decorados: Pablo Galván
Maquillaje: Armando Meyer
Edición: Carlos Savage y Luis Buñuel (este último sin crédito)
Sonido: José de Pérez y Jesús González Gancy
Música: Luis Hernández Bretón
Producción: Óscar Dancigers y Jaime Menasce
 
Una producción de
Ultramar Films
 
Reparto:
Arturo de Córdova (Francisco Galván de Montemayor)
Delia Garcés (Gloria)
Luis Beristáin (ingeniero Raúl Conde)
Aurora Walker (señora Esperanza Peralta)
Carlos Martínez Baena (padre Velasco)
Manuel Dondé (Pablo, mayordomo)
Rafael Banquells (Ricardo Luján)
Fernando Casanova (licenciado)
Antonio Bravo (invitado)
León Barroso (camarero)
Carmen Dorronsoro (pianista)


Sinopsis:
Francisco Galván aparenta ser un hombre tranquilo, conservador y religioso, dueño de una conducta irreprochable. Una mañana de Semana Santa, al asistir a la iglesia, conoce a Gloria quien resulta ser la novia de un amigo suyo.
 
Tras una serie de encuentros hábilmente urdidos, Francisco logra separar a la pareja y casarse con Gloria. A partir de su matrimonio, la conducta de Francisco se va alterando paulatinamente hasta convertirse en un hombre celoso y paranoico.
 
Comentarios:
"Quizá es la película donde más he puesto yo. Hay algo de mí en el protagonista." Buñuel habla así de "Él", uno de sus filmes favoritos y uno de los mejores de su etapa mexicana.
 
Basada en la novela parcialmente autobiográfica de la escritora Mercedes Pinto -madre de los actores Pituka de Foronda, Rubén y Gustavo Rojo- "Él" presenta, con grandes dosis de humor negro, el retrato de la descomposición emocional de un hombre paranoico y los desastrosos efectos que sus celos provocan en las personas que lo rodean.
 
"Francisco Galván me parece alguien que está tratando de liberarse sin saber cómo" dice Buñuel. "En él predomina, sin embargo, la necesidad de que los demás lo tengan por perfecto, de que lo consideren el mejor de todos los hombres."
 
En su única colaboración con Luis Buñuel, Arturo de Córdova logra en "Él" una de las mejores actuaciones de su carrera. Su personaje incorpora una serie de gestos y comportamientos propios del director, especialmente su modo de caminar, lo cual convierte a la película en una de las más reveladoras sobre la personalidad del genial aragonés.
 
La afición de Buñuel por el estudio de los insectos se manifiesta en diferentes momentos de la película. "Él" puede verse como el estudio entomológico de una personalidad patológica, como si Buñuel observara a Francisco a través de un microscopio. El mismo personaje hace alusión a esto cuando, desde lo alto de un campanario, compara a la gente que ve desde allí con hormigas y añade: "Me gustaría ser Dios, para aplastarlos..."
 
Hablando en términos técnicos, "Él" es una de las películas con mejor factura de las que Buñuel filmó en México. La espléndida escenografía art nouveau de Edward Fitzgerald y el elegante manejo de cámara de Buñuel imprimen a la cinta un carácter onírico e inquietante.
 
Considerada hoy como una de las diez mejores películas del cine mexicano de todos los tiempos, "Él" no fue bien recibida por el público en su estreno. "Nunca tuve problemas con la censura. El único problema es que el ser estrenada la película fue un fracaso. Si duró tres semanas en la sala, se debió al nombre de Arturo de Córdova, que tenía mucho cartel."
 
Revalorada por la crítica y el público, "Él" es una de las películas que más renombre tiene entre la filmografía buñueliana. Incluso, afirmaba Buñuel, la película es célebre entre los médicos, quienes la exhiben en las clases de psiquiatría para ilustrar los casos de paranoia.

Maximiliano Maza

< regresar

<
 
     
 
logo tec Director del Cineclub
Jesús J. Torres
jjtorres@itesm.mx
Diseño
Rafael Bortoni
rbortoni@itesm.mx
Copyright © 2009
Cinema 16
ITESM
logo cinema 16